Bitácora

¿Por qué un blog?

En internet encontré personas que contaban sus historias, que habían caído y se habían levantado, que ya estudiaban esta carrera tan ansiada, y revelaban todos los altibajos por los que habían pasado, animándome a mi, y a otros como yo, con los que compartían sueño, a no dejar de luchar. A recordar siempre por qué nos esforzamos tanto y tener presente la meta.

Bitácora

Estoy un poco mejor. Y ahora compagino

Pues por alguna extraña razón yo allí estoy como pez en el agua . Sí, el porcentaje de grasa en el aire es del 60%, las alarmas de los fritos no paran de sonar, las manos están siempre pringadas de mayonesa, las pantallas no paran de llenarse de pedidos, las piernas se adormecen de estar de pie, la gorra no es muy cómoda (aunque al final te acostumbras y ni la notas)… pero resulta que mientras estoy allí no pienso en NADA. EN NADA.